Coronavirus en España: carta desesperada de los adultos mayores al gobierno

“¿Podría usted hacer algo? Por favor, presidente, ¡defiéndanos! ¡Haga algo para defender nuestras vidas!”, le piden a Pedro Sánchez las abuelas y los abuelos de España.

Reunidos en una asociación desde 2005, los mayores apelan al jefe del gobierno en una carta desesperada.

Sintieron la necesidad de hacerlo por la situación que, seis meses después de que España declarara la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, siguen viviendo las residencias de mayores, ese pozo ciego en el que miles de ancianos se contagiaron y murieron de covid sin que el Ministerio de Sanidad haya aún dado a conocer las cifras oficiales de infectados y fallecidos en los geriátricos.

“El presidente no respondió. Hasta ahora no hemos tenido ningún tipo de respuesta, desgraciadamente”, admite a Clarín Francisco Muñoz García-Vaso, presidente de la asociación y abuelo de diez nietos que ya estrenó el bisabuelazgo.

“Tengo dos bisnietos. El último ha llegado hace tres días”, dice con ternura este hombre, que fue presidente de una multinacional estadounidense durante 20 años y ya cumplió los 80.

“Según las estadísticas no oficiales, ya han muerto más de 18 mil ancianos en las residencias. El gobierno no da datos ni cifras ni nada”, dice Muñoz García-Vaso, presidente de la Asociación de Abuelas y Abuelos de España desde su fundación, hace 15 años.

48 mil muertos

“El gobierno también ha dicho que hubo 28 mil muertos pero ya se está hablando de que hay 48 mil personas mayores que han dejado de cobrar la jubilación en abril. Por lo tanto, son 48 mil que han fallecido. Lo que pasa es que si no les han hecho antes el test, ya no se cuentan como víctimas de coronavirus”, agrega.

null

“En una residencia de Ourense hay 90 contagiados y 17 fallecidos y lo que se hace es encerrar a todas las personas que siguen vivas en sus habitaciones para que no salgan y darles paracetamol. Esto es absolutamente ilógico. Hay que medicalizar la residencia. Llevar médicos, montar un quirófano o camas de hospital”, reclama el presidente de la asociación.

Y se queja: “Si en lugar de ser en una residencia, hubiera habido 90 contagiados y 17 muertos en el Congreso o en el Senado, ¿qué es lo que no habrían hecho? Hubieran hecho todo lo posible para salvarlos. La vida de los que residen en residencias no tiene el mismo valor que la de los políticos.”

La carta de los abuelos españoles exhorta a Pedro Sánchez a ocuparse de los mayores: “¡Presidente! Hace unos días nos dijo que había salvado la vida a cuatrocientas y pico mil personas, pero desde entonces vemos que aumenta el número de muertos por coronavirus día a día -escribieron-. ¿Podría usted, por favor, dejar de insultarse con los demás (políticos) y dedicarse a seguir salvando vidas?”.

Cifra postergada

El gobierno lleva meses postergando un dato que la sociedad española le reclama: las cifras de contagios y muertes que el Covid-19 dejó en las residencias de ancianos.

De acuerdo a la información que cada comunidad autónoma fue proporcionado sobre su territorio, en las casi 5.500 instituciones -públicas, privadas o subsidiadas- dedicadas al cuidado de personas mayores, unos 20.100 residentes murieron con un diagnóstico de covid o con síntomas compatibles con la infección que provoca el virus.

La cifra representa el 67,4 por ciento de los casi 29.800 fallecidos oficiales que el Ministerio de Sanidad registró hasta el 11 de septiembre porque pudo comprobar a través de una prueba PCR que esas personas se habían infectado con coronavirus y no lograron superar la enfermedad.

“Lo que nos ha movido a enviar este mensaje es la cantidad de gente que se sigue muriendo en las residencias de mayores en España. Sobre todo, porque no se está haciendo nada para evitarlo”, dice Muñoz García-Vaso.

Hay casi 200 demandas que la Fiscalía General del Estado debe investigar por la gestión de la pandemia dentro de las residencias para mayores.

Y dos querellas que involucran al Tribunal Supremo de España porque responsabilizan al gobierno nacional y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

La plataforma Marea de Residencias, que agrupa a miles de familiares de mayores que viven en residencias, está organizando una marcha para el 26 de septiembre que partirá a mediodía desde la Puerta del Sol, pasará delante del Congreso de los Diputados y finalizará en la puerta del Ministerio de Sanidad. Reclaman “Justicia. Responsabilidades. Dignidad. Derechos Humanos.”

“Estas personas que están ahora en las residencias pertenecen a una generación que ha hecho posible que todos estos que están mandando tenga un colegio, una universidad, un hospital. Gracias al trabajo, al esfuerzo y a los impuestos que hemos pagado nosotros”, dice con pesar el presidente de la Asociación de Abuelas y Abuelos de España.

En agosto, ya se habían dirigido a los jóvenes que se entregaban a celebrar el verano sin barbijo ni distancia de seguridad como si el virus nunca hubiera pasado por aquí.

“Tened en cuenta que somos vuestros abuelos, que os queremos a cambio de nada -decía la carta abierta de la asociación-. Que tengáis cuidado, que vosotros contraéis el virus, estáis cuatro días en cama y salís. Nosotros contraemos el virus y no volvemos más a casa.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.